martes, 12 de mayo de 2015

Corrupción



No he encontrado mejor imagen que la que abre esta entrada para definir el estado de este país, otrora España, en ese estado nos encontramos, podridos, afectados por la podredumbre en la que nos hemos dejado llevar, vendiendo nuestro futuro por menos de un plato de lentejas, mas bien por la ilusión de un plato de lentejas, devorados por los administradores infieles, esos que ahora en este año de fiestas de la democracia vuelven a vender sus pacotillas, que ni a cuentas de colores de aquellas con las que engañábamos a los indios llegan.

Ya no sabe uno a que escándalo atender, a veces pienso que somos como aquellas perdices que rodeadas de reclamo caen incautas en las manos del cazador, mientras ellos, los que llevan ya muchos años con el monopolio de todo, siguen a lo suyo, en todo caso piensan que solo hay que cambiar cuatro cosillas para que el momio siga cuarenta años mas. Este artículo describe bastante bien la situación del pais, y por favor, lean solo el artículo, prescindan del autor y del medio, la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero:
http://politica.elpais.com/politica/2015/05/08/actualidad/1431115605_935422.html

Si, cuarenta años mas, cifra que comenzó siendo bíblica, y nosotros, siempre tan católicos, devotos de la fe, amantes de las tradiciones, como el bueno de Don Guido, hemos hecho nuestra y ya llevamos varios ciclos de cuarenta años, algunos con estrambote, veremos que nos depara el que ahora se adivina.
 

 Aunque conociendo el pais, el paisaje y el paisanaje las perspectivas no son muy halagüeñas; esperemos que este ciclo o no dure esa maldición bíblica, o al final, a base de golpes, aprendamos a gobernarnos de una puñetera vez.

Un saludo

No hay comentarios :

Publicar un comentario