martes, 26 de mayo de 2015

Los clarines del miedo

Se huele el miedo, es un olor dulzón, pegajoso, pútrido, mezcla de sudor pasado y colonia barata; hemos pasado de Paco Rabanne a Varon Dandy (de garrafa); son como los malos toreros, que acostumbrados a cabras con plátanos en lugar de cuernos, se cagan encima cuando se abre el portón y sale un cinqueño pregonao, alto de agujas, y con dos puñales en la frente.

Resultado de imagen de toro pregonao
Los mas discretos ya se van preparando la retirada en diferido, nuestro querido repeinao, un tipet de baleares que lo conocen en su casa a la hora de cenar, la recia aragonesa, y alguno mas que saldrá en estos próximos dias. Los mas voceros quieren morir matando, ilusos!!! desde cuando los muertos han matado a nadie!!!; los galleos de la condesa consorte no llegan ni a los que hacian charlot, el bombero torero y llapisera; mas de una agrupación local y regional del ayer todopoderoso dejan a la banda del empastre como la sinfónica de Cincinatti en sus buenas épocas.
Resultado de imagen de el empastre
(por cierto, mas de un baronet -ya ni a barones llegan-, me recuerda a llapisera). Y la sargenta manchega ha entrado en amortización, en este caso no en diferido, sino anticipada. Del mudo poco se puede hablar, intenta seguir las reglas de su maestro gallego: no meterse en política, aunque a diferencia de aquél, la política se mete en él.

Mientras Ken y sus palmeros (que con el rabillo del ojo están mirando el panorama), se siente triunfador, total, ha perdido menos que el mudo, ahora a pisar todos los sillones que pueda, lo que intenta no saber es que los que pise ya no son los de antaño, por arruinados y por vigilados, que la peña ya no se fía como antes.

El coletas y el recien duchado, haciendo cábalas en la sombra, intentando apaciguar voluntades, apretar el bocado a los que ya se ven en el mando, sabiendo que cuanto mas aguanten ahora, mas grande será la cosecha después, que las uvas no es que estén verdes, es que no hay uvas siquiera; y cada día hay mas, salen otros, la política está de moda.

Pero todo no es malo, a veces hay detalles que te hacen recobrar brevemente la confianza (atenuada) en el géreno humano: el pequeño frodo xativense transmutado al final en gollum malignísimo, ha quedado el tercero en su pueblo, solo los fieles de entre los fieles, algún despistado y las cuatro tías marías le han votado, ya ha desaparecido de la escena, su próxima aparición será posiblemente en otras tablas, sobre un estrado, ante un micro, y con unos señores de negro escuchándole atentamente.

Recuerden, hay mucho miedo, se huele, se siente, se corta, se palpa, se mastica; pero por una vez no es el nuestro, es el suyo, miedo a perder su mamandurria, a perder sus caterings, a dejar de ser sobrecogedores, a nuestro despertar, a su ocaso; sean vigilantes con los nuevos, los arbolitos que se tuercen de jóvenes, solo cabe su tala cuando son adultos.

Un saludo



No hay comentarios :

Publicar un comentario