martes, 19 de mayo de 2015

Tiempo de descuento

Resultado de imagen de tiempo de descuento

Si, estamos en tiempo de descuento, o al menos eso se piensa n uestra clase política en general, tiempo de regalos, de promesas, de grandes descuentos, de menos impuestos en general, y de mas artículos por menos precio, vamos que estamos que lo tiramos.

Y ello en todos los ámbitos del país -otrora España-, ayuntamientos, comunidades autónomas, estado, la lluvia de millones no cesa, las promesas de menos pagos, tampoco. Se piensan que somos tontos, mejor dicho, tienen la certeza de que somos tontos, que nos lo tragamos todo, sobre todo sus mentiras, esas que no se cortan un pelo en soltar, mientras en la trastienda cuentan los billetes de sus coimas, de sus triles, de sus porcentajes, que en este caso no son descuento sino sobrecoste.

Y si, estamos ya en tiempo de descuento, pero en ese breve plazo que pasa como un suspiro entre el final teórico y el final real, en ese tiempo que los jugadores intentar salvar los muebles de todo aquello que no han hecho y debieron hacer; estos, ni eso, simplemente dejan pasar el plazo de gracia, conscientes de que la ruina del pais que han provocado no tiene remedio, o al menos no tiene remedio con ellos, con sus viejos trucos, con sus viejas mentiras, con sus teatrillos zarrapastrosos, ajados, ruines, miserables, remendados, vendidos como Scalas de Milán cuando no llegan ni a guiñol de función escolar.

El tiempo de descuento se acaba, ya ha llegado el final, si buscan por la red verán que los papeles que mandamos a los que nos pagan la prórroga, cada vez son mas tenues, mas irreales, el carnaval ha finalizado, estamos ya enterrando a la sardina, todavía suenan las charangas, hay fiesta en las calles, pero ya se adivina que la cuaresma está aqui, cada vez
Resultado de imagen de entierro de la sardina goya

mas cerca se escucha el doblar de las campanas, esas que estarán doblando no cuarenta dias, sino cuarenta años mas, lúgubres, reiterativas, inundando con su sonido todo.
Resultado de imagen de doblar las campanas

No se pregunten por quien doblan, esperemos que lo hagan por ellos y no por nosotros, y recuerden el proverbio judío: "quien salva a un hombre, salva a la humanidad", empiecen por ustedes, por su familia, por sus amigos, por sus vecinos, sálganse de este partido agonizante, dejénles con su tiempo de descuento, no se dejen enredar por sus mentiras en altavoces, piensen, mediten, si no cambiamos nosotros, nos tienen ganada la partida.

Un saludo

No hay comentarios :

Publicar un comentario