jueves, 18 de junio de 2015

Mal empezamos

Ya se han constituido las nuevas corporaciones, faltan los gobiernos autonómicos y las sacrosantas diputaciones, (cementerios de elefantes provinientes del S XIX, y que desde entonces se han movido mas bien poco). Y frente a algunos gestos cara a la galería, que si coches, que si ágapes, el meollo de la cuestión, sigue intacto:
Resultado de imagen de asesores politicos

Las mamandurrias siguen funcionando a toda potencia, vamos que sigue el mismo número (o mas) de asesores, los mismos concejales con sueldo (o mas), el ungimiento por las urnas de la capacidad de gestión mas absoluta, aquel que se acuesta siendo candidato sin mayores conocimientos, y se levanta siendo alcalde o concejal poseido de las mayores bondades gestoras.

Hemos tenido estos días unos cuentos ejemplos,. como el del ínclito concejal de cultura y sus mensajitos en internet; oigan, que lo grave no es que hace unos años dijera unas paridas en internete, no, lo grave es que ese señor estaba destinado a gestionar un presupuesto de algunas decenas de millones de €, (el total para el año 2015 de cultura, deportes y turismo en madrid, son 130 millones), si, ese señor cuyo abultado curriculum (según la wikipedia), es ser autor de tres cortos, una novela publicada por donaciones, un relato corto, y ser guinista de algún episodio de hospital central; brillante, muy brillante para gestionar decenas de millones de euros, sin coche oficial of course, pero con unos cuantos asesores (espero que mejor elegidos que carromero).
 Resultado de imagen de asesores politicos

Porque aquí, cobra hasta el tato, porque aqui, hasta el tato nombra a sus conmilitones de asesores, porque aquí, la gestión pública está en manos de aficionados en el mejor de los casos, y de sinvergüenzas en el peor. Porque al final, el resultado de estas elecciones es que todo cambie para que todo siga igual. Y no, no estpy defendiendo al mudo y sus mariachis, el nivel de nepotismo, chulería, desvengüenza y sensación de impunidad de nuestro bipartito solo puede compararse a alguna república bananera, (vean los ERES y el Caso Blasco); pero como me decía algunos días un compañero de profesión, viejo militante socialista, de los de verdad, de los que nunca se han prevalido de su militancia para nada (mas bien le ha costado cobrar menos y algún disgusto), y me lo decía comentando una alcaldada de un alcalde de presuntas izquierdas: Ya no puedo mas, que lo hagan los del PP está mal, pero que lo hagan los nuestros, que según ellos son de izquierdas!!!.

Espero que se recapacite, que se saneen las cuentas públicas, que haya trasparencia de verdad (lean la Ley, se publica lo que quieren los políticos), que nos dejemos de gestos y vayamos al grano de las cosas, que narices me importa un coche oficial arriba o abajo, lo que me importan son todas las redes clientelares que hay constituidas, y que no quiero ver sustituidas por otras de color diferente; y lo que quiero es buena gestión, profesional, ¿es mucho pedir?.

Un saludo



No hay comentarios :

Publicar un comentario