martes, 21 de julio de 2015

Independencia


Una vez finalizado el culebrón griego, (ya casi han desaparecido, como han desaparecido Portugal e Irlanda, otros como Hungría, Rumanía y Bulgaría nunca aparecieron siquiera), ahora toca independencia catalana, si esa zona de este pais (otrora España), en la cual una parte de su clase política, la misma que ha estado mas de 30 años gobernándolo con mas autonomía que un landler alemán, y ahora, ante la ruina creada por su corrupta gestión, propone la independecia como bálsamo de fierabrás que curará todos los males, pasados, presentes y aun futuros de esa parte del corral.

No dudo que para los proponentes de la solución (buenos políticos marxistas, han creado el problema que no existía y desean soluciones imposibles para él), la misma les proporcionará pingües beneficios, entre otros la posibilidad de seguir saqueando a una ciudadanía previamente anestesiada, conseguir tribunales supremos "ad hoc" para ser absueltos de sus tropelías, y colocar a su prole (numerosa o no) a la teta de lo público. Y que para ello contarán con la colaboración entusiasta de una parte del personal, del apostolado de la independencia, porque no olviden, aqui hay bastante gente que vive de apostolados, del viogen, del gay, como antes se vivía de la adoración nocturna o de aquel tio que habia estado en la división azul y volvió en el semiramis; al final lo importante es vivir de una mamandurria, de que vaya la susodicha es puramente anecdótico.

Porque no nos engañemos, para que el artefacto funcione, tiene que seguir alimentándose contínuamente, estoy convencido que al día siguiente de la independencia tendríamos el enemigo interior (vean los ejemplos de letonia y estonia, aunque a ellos se lo permite alemania), con residentes no ciudadanos, sin pasaporte, sin derecho a voto y sin poder desempeñar cualquier cargo público, y si no "que se vayan"; y exterior en forma de la amenaza castellana (madrit ens roba), y de los pueblos catalanes oprimidos (Andorra, el Matarraña, la Franja, Baleares, Valencia, el Rosellón, la Cerdaña y si me apuran el Carche en Murcia); estas paraetas son como las bicicletas, si se paran se caen.

Y si, es nuestro monstruo, el que hemos dejado que creciera, lo hemos alimentado, a veces con complacencias, a veces con complicidades, a veces con desdenes, pero que nunca hemos tratado como se debería haber hecho, mano de hierro con guante de seda, al revés la mayor parte de las veces ha sido con guante de malla de hojadelata con mano de blandiblup; como hemos tratado al otro, al del norte, a ese que le hemos dejado hacer lo que le daba la gana hasta que dejó de ser útil. Hemos dejado en manos de irresponsables la educación de toda una generación, mejor dicho la no educación de toda una generación, ahora estamos cosechando los resultados.

No lo olviden, NHD, las formas de sisarselo de los que tienen el culo en el sillón no tienen fin, cuando les saquen la estelada, acuérdense del hospital de Reus -si, son los mismos-.

Un saludo



No hay comentarios :

Publicar un comentario